ATRÉVETE. CAMBIA

ATRÉVETE. CAMBIA

 

Como seguramente ya sabes, estoy en fase de transformación  de mi proyecto CRECIENDO JUNTOS EN SALUD.

Esto me está haciendo afrontar y aprender un montón de cosas fuera de mi “territorio” (mundo online, redes sociales, ventas…) y  me está haciendo sentir emociones tan diferentes que parece que estoy en una montaña rusa: a veces con la impaciencia que tienes  mientras esperas subirte a ella, que te hace comerte las uñas o no parar de hablar; otras con los nervios, la ansiedad y la incertidumbre  ante lo desconocido, “¿cómo serán las subidas y bajadas?”; en ocasiones aparece el miedo de “lo que viene ahora”, estás viendo la bajada que viene , agarrada a la barra lo más fuerte que puedes y ahhhhh!!!!; también a veces aparece la frustración por haber cerrado los ojos y haberme perdido otras sensaciones; y, al final, todo es un chute de energía, de excitación.

Te reconozco que no soy muy de montañas rusas aunque me subo en ellas (bueno, en todas, todas…no). Creo que se debe a que me hace perder mi sensación de seguridad.

He crecido con la creencia de que debía buscar la seguridad en mi vida, quizá entendida como estabilidad o diría más bien como la necesidad de seguir el camino conocido ya trazado ante mí (y no era precisamente un parque de aventuras), en estudios, trabajo, familia….

Y, sin embargo, he de reconocer que la mayoría de los regalos que me ha dado la vida, los he tenido en momentos en que tomé la decisión de salirme de ese camino. Viéndome ahora, con cierta perspectiva, me doy cuenta que salir de mi zona de confort en esos momentos también me hizo sentir más libre.

 

¿Y por qué os hablo de todo esto?

 

Ahora que estoy transformando mi proyecto, estoy saliendo constantemente de mi zona de confort (¡¡y lo que me queda por salir!!) y  siento, al mismo tiempo, que también me estoy transformando yo; y siento miedo, y quiero cerrar los ojos como en la montaña rusa y pienso “¿qué hago yo aquí al borde de este precipicio?”, pero algo me hace mirar al frente y no abajo y el vértigo es menor, y el estómago no tiene un nudo sino cosquillas. El propio cambio se ha transformado en oportunidad y ha dejado de ser una amenaza.

Parece que este cambio, esta transformación, se convierte en una aventura emocionante. Llena de curiosidad, de ganas de aprender más y más, de hacer cosas nuevas;  llena de posibilidades y entre ellas poder elegir el camino que quiero, llena de  libertad,

Y eso me hace sentir bien 🙂 y me hace crecer , por dentro claro , por fuera ya no tengo solución (bueno sí, unos buenos tacones hacen milagros).

Quizá por eso el proyecto se llama CRECIENDO JUNTOS EN SALUD.

Y tú  ¿saliste de  tu zona de confort? ¿Cómo vas creciendo? Comparte y cuéntanos qué regalo te trajo la vida.

 

PD. Hoy no hay canción. Hoy os comparto un vídeo ATREVETE.CAMBIA. Míralo, está muy chulo!

https://youtu.be/pNT-I3NrbWQ

2 Replies to “ATRÉVETE. CAMBIA”

  1. Se nos olvida que solo se vive una vez. Correr riesgos, provocar cambios supone de entrada, renunciar a una supuesta seguridad y aparece no sólo el vértigo del que habla Chon, aparece miedo, a perder lo que tenemos. Yo lo siento ahora, he tomado una decisión, creo que no muy bien entendida por mi gente, por mis compañeros, y esta entrada de Chon me va a servir mucho.
    Gracias Chon

Deja un comentario