Me siento bien

Me siento bien

Coincidiendo con el comienzo de la época vacacional (época teóricamente para muchos  de descanso, ocio, aire libre, comida sana…), voy a iniciar una serie de posts relacionados con la salud y los hábitos saludables, basados en un “Taller para Familias sobre Obesidad Infantil”, aunque dirigido a todo aquel que quiera ocuparse de su salud y bienestar y quiera decir,como la canción,”ME SIENTO BIEN”.

El concepto de salud ha ido cambiando a lo largo de la historia, muy en relación con factores culturales; desde las civilizaciones antiguas que consideraban la salud-enfermedad como lago mágico-divino, hasta la época actual, donde cada vez se le da más importancia a los factores sociales. Incluso en el s.XXI siguen existiendo diferentes conceptos de salud según  en qué parte del mundo vivas y a qué cultura pertenezcas.

medicina china
indígenas

 

Algunas lo perciben como desequilibrios de energías, otras como influídos por las fuerzas del cosmos o del Universo. Desde la antigüedad, la mayoría de ellas, de diferentes formas, distinguen entre cuerpo y alma-mente-espíritu y las abordan según sus creencias. De tal manera que lo que desde nuestra perspectiva occidental puede ser considerado enfermedad o salud, para otras culturas, en otros entornos, puede tener un significado muy distinto.

Todos hablamos de salud sin compartir una definición universal.

La OMs, en 1946, definió la salud como “el completo estado de bienestar físico, mental y social”. Aunque desde algunos foros la consideran una definición utópica, pretende dejar atrás el concepto de salud como simple ausencia de enfermedad, darle un enfoque más positivo y, por otra parte, integrar los componentes mental y social al puramente físico o corporal. De esta forma se reconoce también la influencia que el individuo y la sociedad tienen en la salud y su poder de modificarla, su capacidad de mejorarla.

Bien conocida es la importancia e influencia de los diferentes estilos de vida en el desarrollo de las enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión , algunos tipos de cáncer… y  en la calidad de vida de las personas.

Ser conscientes de qué y cómo comememos, nos movemos, descansamos, sentimos y nos relacionamos, nos permite tomar mejores decisiones acerca de nuestra salud y, aquellos que somos padres, por proyección, también sobre la de nuestros hijos.

Cuidarnos nosotros es, probablemente, la mejor manera de cuidar a nuestros hijos.

Os dejo unas preguntas para empezar (ante todo sé sincero contigo mismo):

¿Qué es para ti la salud?

¿Qué importancia tiene en tu vida? (puntúala del 0-10)

¿ Qué objetivo de salud tienes de aquí a 6 meses?

¿De qué maneras te has cuidado hasta ahora?

¿Qué puedes hacer para mejorarla?  ¿y qué más?

¿Qué vas a hacer hoy para cuidarte más y mejor?

 

Ahora a disfrutar del verano, de la vida, con buena salud.

Y recuerda que agradecer hace sonreír el alma y nos hace sentir bien.

GRACIAS, por dedicarme tu tiempo.

4 Replies to “Me siento bien”

  1. Chon, eres una campeona!!!
    Un gustazo leerte y haber sido compañera tuya en este viaje del Coaching que hemos comenzado juntas.
    Te seguiré…
    Un besazo gordo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *