blog personal
y de acompañamiento a madres y padres

    Mis propias vivencias y experiencias personales me han llevado a descubrir que el primer conocimiento, y el primer cuidado, ha de ser el nuestro propio y, desde ahí, es más fácil alcanzar un nuevo equilibrio, y sentirse más seguro y  capaz en el cuidado de nuestros hijos.

Cuidarte tú para cuidarles a ellos.

Hay una  parte de mí que os quiere acompañar, si me  lo permitís, en ese camino  y pertenece  a “DESDE DENTRO”, un blog más personal, desde el corazón.