Como ya sabréis a estas alturas, la fiebre es una primera barrera defensiva de nuestro cuerpo y el de nuestros hijos.

En los niños la primera causa de fiebre son las infecciones y, dentro de éstas, las víricas. Sí, lo sé, parece que siempre decimos que “es un virus”, pero es que es así, por número y frecuencia.

La mayoría de estas infecciones son cuadros banales y autolimitados, que duran más o menos días y acaban pasando cuando les corresponde. Mientras eso ocurre, nosotros podemos tomar una serie de medidas para pasarlo lo mejor posible, aliviando el malestar  que puede aparecer. Y observando. Pero… ¿el qué?.

La fiebre es la “luz de aviso”, el “warning”, de que hay algo rondando y tenemos que estar pendientes de qué otros síntomas van apareciendo para intentar saber de dónde viene esa fiebre, de cual es su causa.

Hay una serie de cosas que tenemos que vigilar porque nos pueden indicar que se trata de un proceso grave o que puede estar apareciendo alguna complicación.

En el vídeo nº4 (emitido en facebook live el 4/6/18) ¿De qué tenemos que estar pendientes si nuestro hijo tiene fiebre? os hablo sobre los signos de alarma cuando nuestro hijo tiene fiebre, aquello de lo que tenemos que estar más pendientes, y si aparecen, el niño debería ser valorado por un pediatra.

 

PD. Os invito a uniros al grupo de la escuela  grupo CRECIENDO JUNTOS EN SALUD  un espacio gratuito, para compartir información, experiencias e inquietudes sobre salud infantil y familiar.

 

Categorías: HACIA FUERA

chon jorquera

pediatra coach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.