Ya llegó septiembre y con él la vuelta al cole y las primeras infecciones.

¿Está tu hij@ vomitando y/o con diarrea y le duele la tripa?

La gastroenteritis suele ser una de las primeras infecciones de la temporada. Generalmente aparecen  a primeros de septiembre y, al coincidir con el inicio de las guarderías y los colegios, su contagio y propagación son fáciles.

La diarrea (“cacas sueltas” o el aumento en el número habitual) suele ser el síntoma principal y se puede acompañar o no de vómitos, dolor de tripa como “retortijones” o fiebre.

El color de las cacas puede variar sin que sea demasiado importante, pero si son blanquecinas o contienen hebras de sangre o mucho moco, consultad a vuestra pediatra.

La mayoría están causadas por virus (lo sé, lo sé, parece que todo es por virus pero es así).

Y, también la mayoría, son procesos leves y autolimitados; vamos, que duran unos días y pasan solos, sin un tratamiento que las cure. Su duración puede variar desde 24-48 horas hasta 2 semanas.  Si se prolonga en el tiempo estaría bien que fuera valorado por su pediatra.

Las pautas que los pediatras os damos tienen una finalidad primordial y es evitar la deshidratación  del niño, la principal complicación de una gastroenteritis. Para detectarla observa el estado general de tu hijo (decaído, irritable…) y si tiene lágrimas, saliva y hace pis con normalidad (cantidad, color…). Lógicamente, cuanto más pequeño sea  más pendiente habrá que estar.

“¿Y qué le doy de comer si está con diarrea o vomitando?”
  • Si el niño está activo, no vomita y es capaz de  comer y no muestra signos de deshidratación (recuerda: lágrimas, saliva y pis) : que coma lo que quiera; bueno, lo que quiera hasta cierto punto y con algo de sentido común: se recomiendan alimentos que no contengan exceso de azúcares ni grasas, ya que pueden empeorar la diarrea. Del resto… lo que le apetezca. Y que beba para mantenerse bien hidratado.
  • Si tu hijo está con lactancia materna, continúa con ella: le aportará líquidos, nutrientes, defensas….lo que tu hijo necesita.
  • Si está vomitando o algo “seco”, lo primero es asegurar la tolerancia oral y la hidratación. ¿Cómo? Lo mejor , con las SRO (soluciones de rehidratación oral), o sea, los sueros orales. Ofréceselo poco a poco, en pequeñas cantidades, sin prisa, para que  lo vaya asimilando bien.
  • Los sueros son unas bebidas que contienen las cantidades recomendadas de sales minerales, azúcar …. para reponer las pérdidas que se producen con la diarrea o los vómitos.  Las bebidas tipo “Aquarius” ,que parecen haberse puesto de moda, no son las más adecuadas  ya que contienen bastantes más azúcares y  las concentraciones de sales no son las más recomendadas para la reposición. Tampoco se aconseja preparar el suero de forma casera porque  también puede dar lugar a errores.
  • Si toma fórmula adaptada  o leche, no es necesario retirarla ni sustituirla  por leche sin lactosa.  Sólo en un grupo pequeño de pacientes se produce una intolerancia a la lactosa, generalmente transitoria, que se podría beneficiar de su retirada temporal. Así que si tolera los lácteos igual que cualquier otro alimento no es necesario realizar cambios  en el tipo de leche.
  • Los probióticos pueden ayudar a la recuperación del intestino, no van a cortar la diarrea, pero si pueden recortar su duración. Algunos sueros orales ya los llevan incorporados.
“¿Y cuando acudo a mi pediatra?”
  • Si tu hijo es bebé <2-3 meses
  • Si notas al niño decaído o irritable
  • Si vomita de forma persistente  y no es capaz de tolerar líquidos
  • Si llora sin lágrimas, apenas hace pis, tiene la boca pastosa o los ojos hundidos
  • Si las heces tienen sangre o son muy frecuentes
  • Si dura >2 semanas
Recuerda:

Mantener una hidratación adecuada es nuestro objetivo principal.

No es necesario realizar grandes cambios en la alimentación.

El lavado de manos es una de las mejores medidas preventivas.

 

Categorías: HACIA FUERA

chon jorquera

pediatra coach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.