AVE FENIX

Aquí estoy de nuevo y nunca mejor dicho, porque todo es nuevo.

Hace más o menos 2 años dejé de escribir y dejé mi proyecto. Necesitaba reorganizar mi cabeza y , sobre todo, mis sentimientos al respecto. Y paré, y paré en seco.

Poco después empecé con un problema de vista y me costaba mucho leer o estar como ahora escribiendo en el ordenador. Fueron 8 meses complicados hasta que dieron con lo que realmente pasaba. Operación hace ya un año, gratitud inmensa porque todo salió bien, y de nuevo aquí. Escribiendo y, de momento, solo eso, escribiendo.

Entremedias una pandemia que ha descolocado el mundo, que nos ha aislado, separado, que ha cambiado nuestra forma de relacionarnos, los besos, abrazos y achuchones, el contacto piel con piel, se han sustituido por “codito con codito, puñito con puñito…” o simplemente su versión “virtual”. De repente ha entrado, con la fuerza de un tsunami, el miedo, en ocasiones auténtico pánico, y la soledad en la vida de muchas personas. Aunque también han brotado en otras la fortaleza, la valentía, la confianza, la compasión, el Amor y otros muchos valores y emociones que nos impulsan a seguir adelante.

En mi Ser también ha habido cambios o, quizá podría mejor decir, re-descubrimientos o re-encuentros. Estoy siguiendo un camino, con sus curvas y revueltas, que siento me lleva a mí, a una paz o calma interior que realmente me hacen sentir bien. He perdido el miedo a muchas cosas, entre ellas la muerte; siento que soy más fuerte y valiente y cierto grado de vulnerabilidad tampoco me incomoda especialmente; me siento completa y empezando a “despertar” y las personas que me rodean y a las que amo infinitamente, me acompañan en mi camino y me hacen crecer, al igual que yo espero acompañarles en el suyo.

De nuevo, sí…de nuevo. Resurgiendo. Despertando.

Hace un par de semanas me di cuenta que todo mi proyecto anterior se había perdido y este reinicio o reseteo no sé a dónde conducirá.

De momento he decidido empezar a escribir de nuevo, casi como un diario personal. Aunque público, no le voy a dar publicidad. Si alguien llega aquí, lo lee y le llega adentro, o le hace un “clic”, bienvenido sea.

De nuevo, sí…aquí estoy. Para mí, para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *