Con el método “la aventura de la salud en 5 etapas”

1º DESPLEGAR EL MAPA: CONOCER

Saber qué es lo queremos para nosotros y para nuestros hijos, para nuestra familia. De dónde partimos y hacia dónde dirigirnos.

2º LA BRUJULA: QUERER

Reconocer la brújula que nos indica la dirección, los valores que nos mueven, que nos motivan a querer hacer las cosas y a hacerlas de una determinada manera.

3º LA MOCHILA: PODER

Descubrir todos los recursos que ya tenemos y aquellos que debemos entrenar y que nos van a permitir avanzar en el camino.

4º COMPAÑEROS DE VIAJES: ELEGIR

Conocer y reconocer las diferentes emociones tanto en nosotros como en nuestros hijos, aceptarlas y gestionarlas nos proporciona más responsabilidad (entendida como capacidad de respuesta), más autonomía y más libertad  de elección en las decisiones sobre nuestra salud y la de nuestros hijos.

5º DESTINO ALCANZADO: SALUD

Y así, con nuestro destino marcado en el mapa, nuestros valores como brújula y motor y nuestra mochila cargada de recursos y unos buenos compañeros de viaje, somos capaces de tomar las mejores decisiones y alcanzar un nuevo equilibrio para crecer juntos en salud.

Porque la salud es bienestar, y no solo no estar enfermos.

Porque la salud se sostiene sobre tres pilares en equilibrio e interrelacionados: el físico, el emocional y el social  (y un cuarto: espiritual).

Porque la salud es algo dinámico que, de alguna forma como la felicidad, se conquista cada día.

No es realmente la estación de destino o de llegada, sino la manera en que viajas, la manera de vivir esta aventura.

Y recuerda que, como madre o padre, eres la principal referencia de tu hijo y que, no es  solo lo que dices sino, sobre todo, lo que haces y cómo lo haces lo que tu niño va  a copiar.

Como te decía al principio habrá ocasiones que te despertarán miedos, que te generarán incertidumbre o que te chuparán la energía. Cuidarte tú y alcanzar ese nuevo equilibrio te permitirá sentirte más segura.

Y quizás, en algún momento, sea necesario hacer una consulta al pediatra, pero la mayoría de las veces no tendrás que salir corriendo a su consulta.